miércoles, 16 de enero de 2013

Narrenturm de Andrzej Sapkowski


 “El fin del mundo no llegó en el Año del Señor de 1420, aunque señales muchas hubo de que así había de ser...

Transcurre la turbulenta primera mitad del siglo XV en Silesia, un país entre los grandes reinos polacos, alemanes y bohemios. Los seguidores de la herejía fundada por Jan Hus -los husitas- se extienden por la región. Aceptada por pobres y villanos, la nueva fe produce convulsiones sociales y políticas. Los grandes señores están divididos: algunos se muestran a favor de los husitas, otros en contra. La poderosa Iglesia de Roma lanza una cruzada tras otra contra los herejes, intentando destruirlos. La horca y la antorcha recorren los campos del corazón de Europa. Pero los espías husitas están por todas partes y sus ejércitos, formados por campesinos y aldeanos, derrotan a los nobles y los pasan a cuchillo.

Reinmar de Bielau, llamado Reynevan, es un joven noble silesio, un médico estudioso de la alquimia y ferviente partidario de trovadores y minnesänger. Su apasionamiento por una mujer casada lo llevará a enfrentarse a una poderosa familia, los Sterz. Perseguido por encargo de ellos, Reynevan huye por todo el centro de Europa, escondiéndose de los asesinos a sueldo. En un principio la huida es poco más que un juego, pero pronto las cosas empiezan a complicarse.

Reynevan no lo sabe, pero la huida emprendida transformará por completo su vida. Encontrará así el verdadero amor y la verdadera amistad, vivirá aventuras y peligros, y por fin participará en la guerra del lado de los más débiles. O al menos eso cree.”


He de admitir que me ha costado muy mucho acabar esta novela, no por que sea mala sino todo lo contrario, porque es muy buena y me daba cierta pereza tener que llegar al final, y mas sabiendo que es el inicio de una trilogía. Ademas he tenido que leerla con calma ya que nada mas empezar Sapkowski nos da una todo un repaso de cual es la situación histórica en la región de Silesia, soltando de golpe una autentica avalancha de información con la relación de fallecidos recientes tanto en batalla como por otras causas y de quien es quien tanto de la nobleza como de la iglesia. Así que si eres de los que piensas que en la Saga de Canción e Hielo y Fuego hay demasiados personajes mejor que ni lo intentes con esta obra. Y esto es porque se nota que el autor se ha documentado muy bien para introducirnos en esta convulsa época de cambios sociales que se reflejan en las luchas religiosas entre los catolicos y los husitas que pronto llevaran a esta parte de Europa al nacimiento de lo que se conocerá después como la Contrareforma. Todo ello contado desde el punto de vista del protagonista, Reinmar de Bielau, un estudiante de medicina, alquimia y de magia, por que esta existe y esta muy presente en toda la novela, imbuido el muy infeliz por los ideales de la caballerosidad y el honor en un mundo que no concede ni un instante a estos, y al que en su huida sus benefactores le asignaran un protector, Scharley, que es su total contrapunto. Un monje recluido en un monasterio por sus pasados pecados y que tal cual Sancho Panza le recordara en todo momento que la gente se mueve por unos valores mucho menos altruistas de los que profesa Reynevan, y de que por mucho que este lo intente nada cambiara este hecho.

Así que aquí tenemos una novela histórica, repleta de hechos mágicos (brujas, aquelarres, hadas y hasta referencias al Necronomicon aparecen en sus paginas) y que pronto se convierte en una sátira de las novelas de caballería tal cual el Quijote de Miguel de Cervantes, convirtiéndose por momentos en una novela del genero picaresco, y sobre todo en una historia de un viaje constante de nuestros protagonistas huyendo e intentando no caer en las garras de todos aquellos que los persiguen, especialmente del temido Santo Oficio, la Inquisición. Todo ello escrito con maestría y un gran dominio del lenguaje por Andrzej Sapkowski y muy bien traducido por cierto, por que se nota que el asunto ha debido de ser complicado debido a la buena costumbre del autor polaco de que los personajes de sus novelas  tengan una distinta manera de hablar y de expresarse según su condición social, su cultura y su nacionalidad.

La Danza de la Muerte

Puntuación personal: 9/10.

Publicar un comentario en la entrada