viernes, 14 de marzo de 2014

Siempre Amanece por Oriente




"Los pueblos bárbaros se estremecen ante el avance imparable del Imperio de la Luna Roja.
El repentino ataque sufrido por los embajadores del Emperador Dragón del Oriente, en los dominios occidentales de la orden templaria de los Hijos de la Luz, provocará la partida de una expedición hacia los confines más remotos y desconocidos del mundo, hacia un lugar inhóspito, en una época en la que dioses y demonios rivalizaban por el dominio del cielo y del infierno, una época donde la magia no respondía a las necesidades de los hombres sino a los caprichos de sus deidades. Una epopeya al alcance de héroes muy escogidos, un viaje que no sólo cambiará las vidas de sus protagonistas, sino que lo hará y para siempre con el destino del mundo conocido."



Primera parte de la trilogía La Alianza de los Tres Soles que nos relata una búsqueda épica (o heroica para los mas iniciados) a través de las regiones mas peligrosas del mundo en busca de unos poderosos artefactos creados por los dioses para luchar contra la amenaza del Caos. Hay que explicar que el origen de este libro parte del deseo de Roberto Alhambra de narrar  una larga campaña que dirigio a Runequest, un juego de rol  creado por Greg Stafford cuya ambientación principal es el mundo de Glorantha, un lugar mítico donde los dioses todavía caminan por el mundo, donde las plegarias son escuchadas y respondidas con milagros para los fieles, donde extrañas razas viven y comparten territorios con los humanos.  Un lugar donde, en el momento que comienza el libro, se libra una cruenta guerra de religión entre el Imperio Lunar y las tribus barbaras de Sartar. De esta guerra y este mundo hay un montón de artículos escritos por gente que sabe mucho mas que yo como por ejemplo en la Guia para jugar en Glorantha de Carlos de la Cruz o en Mundos Inconclusos de Cronista.


En cuanto al libro lo primero decir que me ha gustado mucho con una historia que engancha, unos personajes bien presentados y unas enormes dosis de acción que no te dejan distraerte, acción que en ciertos momentos incluso parece excesiva, y que por cierto me ha metido en el cuerpo el gusanillo de investigar todo lo posible acerca del mundo donde se ambienta, cosa que tiene tela por cierto y si no buscar por Google y viereis, para poder dirigir unas cuantas partidas ambientadas en el mundo de Glorantha. Pero también he de admitir que le he encontrado fallos que seguramente provengan de su origen rolero. Entre ellos el de el variopinto grupo de personajes principales que en un principio no tienen ningún punto de unión entre ellos excepto la misión a la que están envueltos, aunque después vayan surgiendo poco a pocos puentes entre ellos que finalmente los asemeje a algo parecido a un grupo bien avenido. Y otro fallo que le he visto  tiene que ver un poco con la acción o mas bien con los enemigos que atacan al grupo una y otra vez, combate tras combate con enanos, trolls, broos y mas broos, gusanos y todo lo que se ponga por delante y que por momentos se me antojaron excesivos (y mas conociendo que el sistema de juego es bastante mortal para los personajes) pero entiendo que son obstaculos que se han de superar para poder surgir mas fuertes que antes.

Pequeñas cosas sin importancia al fin y al cabo y que estoy seguro que en la segunda parte Roberto habra corregido para que la acción se desarrolle con mas dinamismo y asi podamos centrarnos mejor en seguir la aventura de ese varipinto grupo de valientes dispuestos a atravesar desiertos, pantanos, montañas o lo que haga falta para llegar a ese destino escrito por los dioses.

Publicar un comentario en la entrada