miércoles, 12 de diciembre de 2012

Latidos Mortales



“Harry Dresden se ocupa de las investigaciones paranormales en la ciudad de Chicago. Trata de mantener la ley y el orden en un mundo de magos, paralelo a la realidad cotidiana. A pesar de que la mayoría de los habitantes de la ciudad no creen en la magia, el departamento de Investigaciones Especiales está acostumbrado a lidiar con lo paranormal.
Cuando un vampiro asesino amenaza con destruir la reputación de Murphy, policía de I. E. y gran amiga del mago, este no tiene más remedio que ayudarla. La criatura quiere hacerse con la Palabra de Kemmler y con todo el poder que conlleva. Harry deberá luchar contra seis despiadados nigromantes para encontrar la Palabra antes de que se despierten los muertos durante la noche de Halloween…”

Séptima entrega de la saga de Harry Dresden (y se dice pronto) y de nuevo nos encontramos con una novela de lo mas entretenida llena de acción, y en la que Jim Butcher nos presenta un nuevo tipo de magia prohibida por el Concilio Blanco, la Nigromancia o antivida, de la cual se puede decir que es la antitesis de todo lo que representa Dresden, un paladín de la vida y la energía, aunque cierto es que esta no es siempre positiva.

Tipica Nigromante
Acción, magia, enemigos superpoderosos que pondrán en serios aprietos al carismático protagonista, el cual tendrá que acudir a pedir ayuda a sus conocidos y “aliados”. Y hay es donde me empiezan a rechinar las ultimas novelas, y es que no puede ser que todo el que es alguien en el mundo mágico de Chicago y alrededores se pelee por ser el que seduzca a Dresden a su “lado oscuro” particular. Ya se que es el prota, que tiene un enorme potencial mágico oculto, y todo eso. Pero es que realmente hay momentos que llega a apestar un poco. Y no digamos con el McGuffin inicial para empezar la trama, que mas que nada es para que salga una vieja y poderosa conocida para darle un poco de juguillo al asunto, porque vamos que si a Dresden le mandan una carta al buzón seguro que  también se pondría a investigar el asunto de la Palabra de Kemmler esa.

De todas maneras eso es solo un pequeño pero que le veo yo a la novela, que como decía antes es muy entretenida, ahonda un poco mas en los caminos de la magia del mundo inventado por el señor Butcher, y además da unas ideas bastante interesantes que pueden servir como inspiración para el juego de rol. Y como colofón toda la parte de la batalla final es un autentico delirio con un protagonista invitado de lo mas divertido.

Puntuación personal: 6,5





Publicar un comentario en la entrada