miércoles, 15 de junio de 2011

Jack Vance y el D&D por Gary Gygax (1ª Parte)



“Los tomos que contenían la magia de Turjan reposaban en la larga mesa de acerco negro o estaban apilados sin orden ni concierto en estanterías. Había volúmenes compilados por muchos magos del pasado, sucios folios recopilados por el Sabio, grandes libracos encuadernados en pergamino recopilando las sílabas de un centenar de poderosos conjuros, tan poderosos que su cerebro solamente podía albergar cuatro a la vez. Turjan encontró un mohoso portafolio, giró las pesadas páginas hasta el conjuro que el Sabio le había mostrado, la Llamada a la Nube Violenta. Contempló los caracteres, y ardieron con un urgente poder, agitando la página, como frenéticos por abandonar la oscura soledad del libro. A continuación Turjan cerró el libro, obligando al conjuro a regresar al olvido. Se envolvió en una corta capa azul, metió un arma blanca en su cinturón, se sujetó el amuleto que contenía la Runa de Laccodel en su muñeca. Luego se sentó, y tomó de un diario los conjuros que iba a llevar consigo. Desconocía los peligros a los que iba a enfrentarse, así que seleccionó tres conjuros de aplicación general: el Excelente Spray Prismático, el Manto de Furtividad de Phandaal, y el Conjuro de la Hora Lenta.”
Los Ojos del Sobremundo de Jack Vance


Introducción:

He encontrado en la red un articulo escrito en el año 2001 por Gary Gygax en el cual habla de Jack Vance y de cómo su obra y sus ideas influyeron durante la concepción del Dungeons & Dragons. Articulo que me gustaría compartir con vosotros aunque he de avisar de que mi traducción contendrá todo tipo de errores ya que mi nivel de ingles no es demasiado alto con lo cual recomiendo su lectura en el idioma original. Aqui os pogo el Enlace para el que le quiera echar un vistazo.

Antes de empezar con la traducción hablaremos un poco de John Holbrook Vance (nacido en San Francisco, 1916) que comenzó a escribir profesionalmente mientras servía en la marina mercante durante la Segunda Guerra Mundial. Su obra destaca por el ingenio, la imaginación, y una capacidad inigualable para conjurar en unas pocas líneas sociedades exóticas, vivas y a la vez sorprendentemente convincentes. Los personajes de las obras de Vance rara vez recurre a la violencia, prefiriendo la astucia o la persuasión. En ciencia ficción sus obras mas conocidas son la serie de Los Príncipes Demonios y el Ciclo de Tschasi (el planeta de la aventura), mientras que en fantasía tenemos la serie de La Tierra Moribunda y la serie de Lyonesse. Centrándonos en la La Tierra Moribunda escrita en 1950 el libro nos sitúa en el planeta Tierra en un inimaginable futuro lejano, cuando la ciencia ha perdido su supremacía y la magia gobierna el mundo. Vance volvió a visitar el escenario en Los Ojos del Sobremundo (1966), La Saga de Cugel (1983), y Rhialto el Poderoso (1984). Algunos personajes de la esta saga sólo se sirven de la magia, como el pícaro y astuto Cugel, otros luchan para dominarla, como el joven mago Turjan; y una pequeña elite son poderosos archimagos, como Rhialto. Y ahora que nos hemos puesto un poco en antecedentes pasemos a la lectura del artículo:


JACK VANCE & THE D&D GAME By Gary Gygax


Fue mediante la lectura de “BIG PLANET” en una revista pulp de ciencia ficción como conocí por primera vez a Jack Vance como autor. Tened en cuenta que, en ese momento, a primeros de 1950 yo seguía tan ávidamente la ficción imaginativa que a menudo me leía dos libros o dos revistas al día. Por supuesto en los días que había un montón de cosas que hacer solo podía manejar un libro, o incluso sólo un cuento corto, pero eso es otra historia.... Volviendo a lo que estábamos, después de acabado la lectura de “BIG PLANET”, decidí que Jack Vance era uno de mis autores favoritos, una de los tal vez 50 o así que yo consideraba en el “top”. Mi lista se redujo considerablemente al madurar, de modo que por la década de 1960, los escritores cuya obra realmente buscaba era hasta aproximadamente una docena. Y he aquí que entonces encontré una nueva novela de Jack Vance.

Los Ojos del Sobremundo, publicado por Ace. Books Inc. en 1966 me cautivo absolutamente como ninguna obra de fantasía lo había hecho en mucho tiempo. En mi opinión Cugel era el tipo de anti-héroe que el género necesitaba. ¡Qué delicia fue conocer a este hombre, desde una prudente distancia de seguridad, y disfrutar de la lectura de sus desventuras y de su ética disoluta! Más tarde, cuando conseguí leer La Tierra Moribunda, fui llevado a más del mismo tipo de historia, una fantasía en un futuro lejano con algunos elementos familiares de la época medieval y renacentista. El extraño y demoníaco ambiente de la Tierra Moribunda, los habitantes y sus sociedades aún más extrañas, lo bizarro de sus personajes tan perfectamente fusionado en un todo como para crear una suspensión de la incredulidad por parte del lector. Uno tenía que creer que ese lugar existe, o más bien existirá en algunos millones de años. No hace falta decir que yo no soy más que un fan de Jack Vance, pero en mi opinión es el mejor de todos los autores de la ficción imaginativa.

Cuando empecé a agregar elementos de fantasía a los juegos de guerra de miniaturas medievales, alrededor de 1969, el trabajo de Jack Vance influyo mucho en lo que hice. Junto con el de Robert Howard , de Camp y Pratt, A. Merritt., Michael Moorcock, Roger Zelazny, Poul Anderson, J.R.R. Tolkien, PJ Farmer, Bram Stoker, y algunos otros, entre ellos los cuentos de hadas de los Hermanos Grimm y Andrew Lang, y también las mitologías tradicionales. Felizmente sus escritos se encontraban en mis recuerdos y lo que idee se basó en las fantásticas creaciones de muchos escritores anteriores, una amalgama de su imaginación y de la mía, y así fue publicado por primera vez en 1971 como CHAINMAIL Medieval Miniatures Rules “Fantasy Supplement”. No mucho después, en 1972, escribí el primer borrador de lo que más tarde se convirtió en el primer juego de rol comercial, DUNGEONS & DRAGONS publicado en enero de 1974.


Que partes de estas obras, así como de nuestro siguiente juego el AD&D, surgió de la inspiración que nos proporciono los escritos de Jack Vance? Desde luego varios elementos, e incuestionablemente el más importante es el del sistema de magia se utilizan en estos juegos. A mi modo de pensar el concepto de un hechizo mágico que necesitaba de la forma escrita para acumular su energía, parecía la mejor manera de equilibrar al mago respecto a los otros tipos de personajes en el juego. La memorización del hechizo requería tiempo y concentración con el fin de difundir no sólo el contenido escrito, sino también sus energías mágicas. Cuando posteriormente son lanzados - mediante el habla o otros medios - las palabras, gestos, o lo que sea que desencadenó la fuerza mágica del hechizo, deja un lugar en blanco en el cerebro el en que el hechizo previamente se había memorizado. Debido a que he explicado esto a menudo, atribuyendo su inspiración a Jack Vance, sistema de magia de memorizar conjuros del D&D fue apodado por los jugadores como "el sistema de magia Vanciano”.
Publicar un comentario en la entrada