viernes, 16 de noviembre de 2012

Solo el Acero

"¿Qué es de los héroes cuando las guerras terminan?
Para Ringil Ojos de Ángel, la posguerra han sido largos años exiliado, ganándose el pan con el relato de sus hazañas mientras su espada, la legendaria Críacuervos, cuelga olvidada sobre la chimenea.
Para Egar el Matadragones, el triunfal retorno a las estepas como señor de su clan nómada está marcado por la nostalgia que siente por los tiempos felices pasados como mercenario en el civilizado Imperio.
Y en ese mismo Imperio, la mestiza Archeth, dejada atrás por su raza desaparecida, sirve al emperador e intenta en vano mantener en funcionamiento la tecnología abandonada.
Algo empieza a moverse, sin embargo, en su mundo rodeado por un anillo. Ringil es reclamado por su noble familia, que lo había repudiado, para que rescate a una pariente de los traficantes de esclavos. Egar es objeto de conspiraciones, inspiradas por los dioses, para apartarle de la jefatura de su clan. Y Archeth debe investigar el ataque a una guarnición costera del Imperio, realizado con armas que en teoría no deberían existir.
Los caminos de los tres viejos camaradas de guerra volverán a cruzarse, y entonces sabrán por fin si su tierra puede ser realmente apta para los héroes."

 
Richard Morgan intenta resolver en este libro la eterna pregunta que se hacen muchos jugadores de rol una vez que sus personajes mas poderosos o queridos se retiran tras una vida de aventuras llena de luchas sin fin y gloria a raudales ¿Que sera de ellos? ¿Estarán satisfecho en su lugar de reposo, ya sea este un castillo, una posada, o una pequeña granja escondida en el bosque? ¿Ansiaran volver a vivir esos peligrosos momentos, a sentir la adrenalina correr por sus sangre? ¿O preferirán seguir apartados del mundo dedicados a sus asuntos?.

Y como pasa en la novela hay veces en que la decisión no es de estos héroes retirados sino que las circunstancias los llevan a regresar a la lucha. Lucha que acontece en mundo bien ambientado pero no muy detallado en el que parece haber magia, o mas bien tecnología, usada por antiguas razas ya casi desparecidas. Ademas durante la novela intuimos que aquellos que dicen ser dioses y vivir en el cielo del planeta puede que no sean tan omniscientes como quieren aparentar.

Pues eso un libro recomendable que en un principio no me gusto en exceso pero que con el paso de los días me va dejando un mejor recuerdo. Y como detalle curioso deciros que los agradecimientos van al final del libro en vez de al principio, y ello por un buen motivo que ya entenderéis cuando acabeis de leerlo.

Ficha del autor: Richard Morgan
Reseña: Sagacomic

Puntuación personal: 8/10.
Publicar un comentario en la entrada