viernes, 12 de abril de 2013

Lugares insólitos: Nan Madol

Siempre se dice que la historia se escribe día a día, y en esos escritos aparecen en ocasiones lugares misteriosos, casi desconocidos, y que se prestan a entrar más en el camino de la leyenda y la fantasía.

Lugares como Nan Madol, la Venecia del Pacífico.

Fuente: http://www.flickr.com/photos/ctsnow/138899863/ Autor: CT Snow 

La Historia

Nan Madol es una ciudad megalítica construida en uno de los lugares más remotos del mundo, las islas Carolinas, que forman parte de los actuales Estados Federados de Micronesia. Los primeros exploradores europeos que llegaron a las islas fueron portugueses, pero finalmente fue el Imperio español el primero en ejercer una soberanía efectiva sobre las islas. Con el final de la Guerra Hispano-Estadounidense las islas pasaron a Alemania y luego asignadas a Japón tras la Primera Guerra Mundial. No se constituirían como nación hasta 1990.

By U.S. Central Intelligence Agency [Public domain], via Wikimedia Commons

Aquí, cerca de la isla de Pohnpei existen 92 pequeñas islas artificiales unidas por una red de canales, el Nan Madol, sobre las que se alzan unas construcciones megalíticas de basalto volcánico.

Nan Madol era la capital política y religiosa de la dinastía Saudeleur, el primer gobierno organizado de estas islas, y que las leyendas locales afirman que eran de origen extranjero y aspecto completamente diferente a los nativos. En estas mismas leyendas se habla de como su gobierno se fue volviendo más y más opresivo, hasta que fue derrocado por la invasión de otro pueblo extranjero, los Isokelekel.

La construcción comenzó con las islas sobre el siglo octavo o noveno, aunque los edificios no se empezarían hasta el siglo 12 o 13. Hay pocos datos exactos sobre la construcción del complejo, y en este caso hay una leyenda y unas tradiciones que tratan sobre su origen.
En las tradición popular se cuenta como los constructores del complejo también megalitico de Lelu en la isla de Kosrae emigraron a Pohnpei, aunque las pruebas de radiocarbono indican que Nan Madol es anterior a Lelu.

Más interesante es la leyenda. Nan Madol fue construida por los gemelos hechiceros Olisihpa y,  Olosohpa llegados en canoa desde el mítico Katau Occidental, o Kanamwayso. Su propósito era buscar un lugar en el que poder levantar un altar a Nahnisohn Sahpw, el dios de la agricultura.
Tras varios intentos, levantaron Nan Madol haciendo levitar las grandes rocas con la ayuda de un dragón volador. Cuando Olisihpa falleció, Olosohpa se convirtió en el primer Saudeleur.

By Hobe / Holger Behr (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Nan Madol servía principalmente como residencia de la nobleza y lugar de celebración de los ritos funerarios. De hecho 58 islotes se encuentran en el sector mortuorio, Madol Powe, aunque la mayoría estaban destinadas al alojamiento de sacerdotes.
Las tumbas se protegían con altos muros, especialmente el islote de la tumba real, Nandauwas, con muros de hasta 7 metros y que rodean al túmulo central.

Las teorías


El hecho de que Nan Madol fuese construido en una localización tan remota y no muy favorable (no hay agua potable en las cercanías) ha dado lugar a innumerables teorías sobre su origen.

La mayoría se centran en la construcción, pues se calcula que para los muros se emplearon 700.000 toneladas de roca basáltica, incluyendo una de 60 toneladas, y que habrían sido transportadas desde una cantera situada al otro lado de la isla.
Si a esto le unimos las leyendas de los gemelos hechicero, tenemos terreno abonado para las más diversas teorías. Veamos las más conocidas.

Los ataúdes perdidos de platino

Según esta teoría, los japoneses descubrieron una cámara mortuoria sumergida, donde habrían encontrado unos ataúdes hechos de platino, y que habrían pertenecido a los reyes de Nan Madol. Estos habrían sido despiezados y trasladados a Hiroshima, aunque todo rastro de ellos habría desaparecido tras el bombardeo nuclear de la ciudad.

Esta teoría podría basarse en la historia popular que narra que había un túnel que serviría de ruta de escape para los reyes, y que partiría del centro de la ciudad para atravesar el arrecife y salir al océano.

Los gigantes de Nan Madol

A comienzos del siglo XX, durante el control alemán de las islas, el gobernador Victor Berg desafió un edicto real y entró en la tumba sellada de Nan Mandol, abriendo además el sarcófago de los antiguos gobernantes de la isla. En el encontraría los restos de los esqueletos de unos gigantes de dos a tres metros de altura.

Esa noche, los espíritus se liberaron y una violenta tormenta se abatió sobre la isla, mientras el gobernador deliraba en sus aposentos. A la mañana siguiente, 30 de abril de 1907, el Gobernador Berg falleció. El médico no pudo determinar la causa de su muerte, pero los nativos creían que fue debido a una maldición de los dioses por las ofensa cometida al profanar la tumba.

Hoy en día se cree que el fallecimiento se debió a una insolación contraída mientras el gobernador exploraba las ruinas.

By NOAA (http://www.photolib.noaa.gov/htmls/mvey0173.htm) [Public domain], via Wikimedia Commons

La Máquina de control del clima

Quizás la más extraña, ya que postula que Nan Madol nunca fue habitada ya que es en realidad una enorme maquina para controlar el clima.

Nan Madol se encuentra situada a mitad de camino entre las islas Hawai y las Filipinas, en el punto donde fuertes tormentas y tifones se originan. Es más, las islas apenas son azotadas por estas tormentas, convirtiéndolas en uno de los lugares más seguros del Pacífico.
La investigación de Joseph Newman postula que el electromagnetismo es el factor más importante a la hora de originarse un huracán. Pohnpei, la isla aledaña a Nan Madol, tiene una constante actividad sísmica, que genera piezoelectricidad. Esta piezoelectricidad trabaja conjuntamente con el basalto de Nan Madol para generar una corona de energía que se descargaria en la atmósfera, alterando el clima.

Aunque como bien sabemos, los tifones se originan cuando el aire frio de la atmosfera entran en contacto con las aguas cálidas de las Islas Carolinas.

Usando Nan Madol

Nan Madol es un lugar apenas conocido y que puede convertirse en una localización exótica para innumerables juegos.

Cualquiera de las teorías acerca de su origen o su utilidad, sus leyendas o incluso su historia dan mucho jugo. Quizás fue una ciudad perteneciente al mítico continente de Mu, o sede de misteriosos adoradores de seres de las profundidades. Puede que los españoles, alemanes, japoneses o estadounidenses encontrasen algo en las ruinas y se lo llevaron a sus respectivas naciones. Algo que no debía ser descubierto...
Publicar un comentario en la entrada