viernes, 29 de agosto de 2014

Ferroleando 2014

 
El pasado fin de semana se celebraron las primeras jornadas Ferroleando (esperemos que haya muchas mas) y aunque solo pude acudir el sabado por la tarde me lleve una grata sorpresa al ver la cantidad de gente que allí estaba reunida dispuesta a pasarlo de puta madre, ya  fuera viendo la exhibición de Jugger que se realizaba en el parque contiguo al local de las jornadas, ya fuera jugando a los juegos de tablero que estaban a la disposición de la gente o jugando a rol. Y a esto ultimo, como es lo que mas me mola era a lo que yo iba.

Juegos de Tablero variados

Partida al mitico La Llamada de Cthulhu

Y otra partida al no menos mitico AD&D ambientada en Dark Sun
Mi objetivo era captar a un grupo de incautos jugadores para que pudieran probar la maravilla de juego que es el Dungeon Crawl Classics y sus partidas embudos. Así que armado con mi manual del DCC, el modulo Saliors of the Starless Sea, la horda de pjs generados gracias al programilla de Purple Sorcerer Games y el material de merchandising que me envio amablemente josemasaga de Siempre ha habido clases me dispuse a explicar a mi pequeño grupo de jugadores (6 ni mas ni menos) que cada uno de ellos tenia que llevar a un grupo de cuatro pailanes pjs de nivel cero que provenian de una pequeña, miserable y muy, muy pobre aldea de la cual estaban despareciendo vecinos a una velocidad alarmante, y que la única explicación de sus males eran las extrañas luces (que claramente no podían ser de este mundo) que por las noches se veían en la antigua fortaleza abandonada, por lo visto antiguamente habitada por poderosos servidores de los dioses del Caos, que se encontraba al norte del pueblo, en una alta y escarpada colina. Asi que tras reunirse todos los valientes, locos y desesperados del pueblo se decidieron a coger sus palos, guadañas, palas o cualquier cosa que pudiera usarse como arma y subir a la colina a acabar con ¡El Mal!.

Si no hay antorchas no es una autentica masa enfurecida
En cuanto al desarrollo de la partida decir que me lo pase muy bien viendo como el mogollón de pjs (¡ni mas ni menos que 24!) se lanzaban a lo loco contra los monstruos sin temor por sus vidas (la mayor parte de ellos por lo menos) aplastandolos por el simple hecho del numero y casi sin tener bajas en los encuentros, pero como cualquier desafortunada decisión ponía en juego la vida de los aldeanos provocando una rápida y terrible muerte (un pozo de aspecto sospechoso, una capilla con un liquido de aspecto oleoso al que quizás no se debería de acercar una antorcha) hasta la entrada en una torre donde colgaban de el techo maniatados parte de los vecinos secuestrados y donde un grupo de hombres bestias esperaban para acabar con los invasores de la fortaleza.

Los jugadores temiendo lo que les pueda pasar a sus pjs










Tras el mortal combate el suelo de la torre quedo sembrada de los cadáveres de los hombres bestias y de un buen monton de pjs, como los dos hermanos halfings dueños de la tintorería del pueblo, o Jenaro, el mejor quesero de la zona, caídos entre otros para salvar al mundo conocido del mal que moraba en la fortaleza. Aunque al parecer tras una puerta unas escaleras bajaban hacia la oscuridad de algún tipo de caverna inferior....................... Desgraciadamente el tiempo se nos hecho encima y no pudimos bajar para encontrarnos con el leviatan del mar interior ni el templo construido sobre el volcán, una pena pero espero volver a dirigir esta modulo que recomiendo a todo el mundo como presentación para este gran juego, que por lo menos en nivel cero es divertido, rápido y muy, muy mortal.




Publicar un comentario en la entrada