lunes, 11 de junio de 2012

Recomendando: Sálpock: O val dos Cegos


Hace poco cayó en mis manos esta pequeña joya del cómic patrio. Por casualidad, mientras buscábamos un regalo para un colega en nuestra tienda de rol y cómics de siempre, nos encontramos con los autores firmando. Le echamos un ojo ¡et voilá! Se ganó nuestro corazón al instante.
Una vez en casa, tras leído y releído el comic da gusto ver una buena historia y un guión consistente, acompañado de un dibujo chulísimo y original (muy de mi gusto, la verdad) con trazos firmes y frescos que te animan a releerlo las veces que haga falta. Si esto fuera poco, el guionista, rolero de pro y connoisseur de los usos y costumbres de nuestra afición (participó en la creación de una joya rolera como Embelion)  nos obsequia al final del cómic con la página de descarga de otro juego de rol basado en el trasfondo del cómic. ¿Qué más se puede pedir?

Publicar un comentario en la entrada