domingo, 27 de marzo de 2011

El freak según Pancracio Celdrán

Hoy el autor de "El gran libro de los insultos" ha brindado esta definición:

Voz inglesa que significa fenómeno, monstruo, aborto de la naturaleza y en el ámbito cultural moderno llaman así a la persona o cosa extravagante o excéntrica. También se dice de aquello que es marginal. Entre los usos de este calificativo está el de colgado, cutre e incluso drogadicto o drogata. El freak es elemento social con ribetes de malasombra, de gafe, y también se llama así al patoso y a la criatura que pude contagiar su condición a quien intima con él o frecuenta su trato.
Es un uso lingüístico nacido entre gente moderna, ámbitos universitarios o de colegio mayor, donde se aplicaba a jugadores de rol, aficionados al cine gore y gente de dudoso gusto, los freak-chic que se decía. Y es claro que la televisión ha potenciado el gusto por lo cutre, por la basura, fomentada por una turba de pseudo-periodistas que parecen ellos mismos salidos de ese tipo de lacra.

El movimiento o tendencia freak es una secuela de una teoría filosófica y social que en los años 80 se llamó feísmo, corriente literaria, reacción social contra cierto estado de cosas del mundo artístico. Una consecuencia simpática de estos movimientos paraculturales es la drag queen o reinona, ese travestido que adopta poses exageradas y viste estrambóticamente. También se dice friqui de mierda, pero eso ya son palabras mayores.

Digamos que el freak es un tipo raro, extravagante y caprichoso con ribetes de malasombra, sujeto desmañado y peculiar.

Publicar un comentario en la entrada