jueves, 24 de marzo de 2011

La discriminación

El otro día, no recuerdo cual, en una de esas animadas charlas mañaneras de cafetería, me saltó la chispa, la idea para este nuevo tema de, más que "facetas de juego" como dice su etiqueta, yo diría tópicos del rol.
 Y es que me di cuenta, así como por arte de una oscura magia, que en mi experiencia en estos temas de aventuras, héroes y leyendas se da el mismo trato a la mujer que al hombre, ésto es, los juegos no tienen unas tablas distintas para cada uno de los sexos, ya sea para la generación de personajes, para los combates,... Ya sabemos que a los seguros de coche los han tenido que llevar hasta Estrasburgo para eliminar esta distinción, pero nunca he visto que una mujer o un hombre se sienta menos a la hora de jugar a rol con sus amigos.
Quizá se deba a que no es un juego competitivo en sí, no se trata de derrotar a ninguno de tus compañeros, si no más bien de la vida misma, de "nacer" un personaje, verlo crecer y desarrollarlo... Hasta que el DJ se aburre de la partida y la manda a tomar por culo y, con ella a tu adorada creación.
No, no es un alegato misógino, no intento que "las aguas vuelvan a su cauce", que un hombre con fuerza 18 no puede hacer el mismo daño que una mujer con la misma fuerza, de eso ya nos encargamos los jugadores con nuestros prejuicios. ¿No véis? ya estoy pensando en la superioridad física del hombre.
Aunque de todas maneras aquí me falta la opinión de ellas, que yo crea que me parece que el rol es uno de esos juegos que fomenta muchos buenos valores no quiere decir que sea así, igual soy un ciego que todavía no sabe que no ve, ¿a quién hay qué temer, al arma o a la persona qué la empuña?, el rol (en mi opinión) no discrimina, pero nosotros.... Lo que sí sé es que hasta ahora nunca he tenido ningún problema de ese tipo en una partida, ni se me ha planteado, que por ser mujer u hombre uno resiste más o es más fuerte o puede o no puede hacer tal o cual cosa, salvo claro las inherentes a la condición en sí (al uso, quedarse embarazada, tener la regla,... Iba a decir "afeitarse" pero recuerdo algo que dijo Gimli que me hace dudar).
No hace mucho hicimos una tirada para correr ¿recordáis cómo arranca el Correcaminos?, vamos que ni Florence Griffith hasta la patilla le hubiera hecho sombra a nuestra amiga Chihiro.
Y después de moverme por tan farragoso terreno intentando no herir sensibilidades recordad, que en ésto, el azar pone a cada uno en su sitio.
Publicar un comentario en la entrada